La fotografía en la pintura de José y Peppino Benlliure

    (Autor/autora)

    Desde la aparición de la fotografía, los pintores han utilizado este nuevo arte como instrumento para la creación artística de sus cuadros. La fotografía era utilizada como boceto, modelo o inspiración para estos artistas que, sin embargo, la usaban de una forma clandestina, sin reconocerlo públicamente.

    José Benlliure no pudo sustraerse a la magia de la fotografía. Desde niño vivió la fotografía en su propia casa: el fotógrafo Antonio García era socio de su padre. Mientras que su hijo Peppino copió diversos cuadros directamente de fotografías, como la serie de cuadros realizados en Roma o ese cuadro titulado Mare i xiquet sacado de una fotografía hecha por su padre y en la cual él mismo está inmortalizado en su andador de mimbre. Benlliure utilizó la fotografía como método de investigación de campo: es más rápido disparar una fotografía que realizar un boceto, no pierde espontaneidad y refleja los detalles más insignificantes de la escena, que pasan desapercibidos al realizar el dibujo.

    No sólo fue José Benlliure quien utilizó la fotografía para sus cuadros, sus amigos y compañeros Joaquín Sorolla y Pinazo también utilizaron este nuevo arte para la elaboración de sus pinturas.

    Autor/autora
    Col·lecció
    Formas Plásticas
    Matèria
    Arts i Disseny
    Idioma
    • Castellà
    Editorial
    Institució Alfons el Magnànim-Centre Valencià d'Estudis i d'Investigació
    EAN
    9788478222858
    ISBN
    978-84-7822-285-8
    Pàgines
    167
    Ample
    220 cm
    Alt
    280 cm
    Edició
    1
    Data de publicació
    01-10-1999
    Número en la col·lecció
    4
    Tapa blana
    €15,03